No pudieron evitarlo…

GHOSTBUSTERS, Ivan Reitman (1984)
staypuft cinebug
I tried to think of the most harmless thing
Aunque Hombre de malvavisco no aparece más de 3 minutos, este personaje dejo su huella en el cine fantástico popular de los 80’s. Este estilo de cine que ha conservado su magia al hilo los años y avances tecnológicos garcias a una sinceridad casi ingenua en la forma de querer impresionar a su audiencia. Los efectos especiales tradicionales son en gran parte responsables del lado humano de estas producciones.

Los efectos especiales “tradicionales” son en gran parte responsables del el lado caluroso y humano de este tipo de producción.

Mientras muchas películas contemporáneas provocan un sentimiento raro y repelante tanto los humanos creados en infografia faltan de… humanidad, el cine fantástico pre-00’s saca su fuerza de técnicas como el animatronic, el stop-motion o el split-screen, efectos “en duro”.
Tratar de darle vida a un objeto inanimado, que sea una figurilla miniatura, un maniquí o hasta un disfraz es la esencia misma de una alquimia que hace que espectador pueda creer.
Si criaturas tales como los Gremlins o E.T marcaron tanto su época es porque su método de producción y de animación tenían la capacidad de insuflarles un alma.
Para el Hombre de malvavisco, se trata de un simple disfraz y de una persona filmada en una maqueta inmensa y fotorealista de las calles de New York y luego incrustada en compuesto en la película.

 New York
En cuanto a la materia del Stay Puft, cientos de litros de espuma de afeitar han sido vertidos para reproducir los residuos de malvavisco fundido.

varios cientos de litros de espuma de afeitar han sido vertido para reproducir los residuos de malvavisco fundido

El Hombre de malvavisco formaba parte de muchos monstruos gigantes que aparecían en el guión original de Aykroyd, Guión que presentaba a John Belushi, Dan Aykroyd, y Eddie Murphy cazando  fantasmas con vestido de SWAT en una película titulada Ghostsmashers.
Despues de una propuesta al director Ivan Reitman, Aykroyd y Ramis revisaron el guión para adaptarlo a un presupuesto más limitado, eliminando muchas apariciones ectoplásmicas.
El guión original también planeaba hacer surgir el Godzilla newyorkino del agua justo al lado de la estatua de la libertad para acentuar el contraste de tamaños. Una idea de gigantismo concretizada en Ghostbusters 2 con la estatua de la libertad y la aparición del Titanic.

Algo bonito, lindo, que no podía destruirnos

El demonio Gozer da vida al hombre de masmelo cuando propone “escoger la forma de su destructor”, Ray piensa en “Algo bonito, lindo, que no podía destruirnos”. Mr.Stay Puft lleno de buenas intenciones, no podrá abstenerse de destruir todo sobre su pasaje, y el pobre firma su sentencia de muerte cuando aplasta la iglesia Trinity Lutheran.

Nobody steps on a church in my town

La torpeza de Ray demuestra aquí una cosa, ninguna ley impone que un monstruo gigante debe tener un aspecto horroroso.

Ackroyd se explica en una entrevista:
“Mr. Stay-Puft es solamente un símbolo de marca, como el hombre de los neumáticos Michelin o el Pillsbury Doughboy que ha salido de la conciencia de América y entonces es devuelto en nuestras caras por Gozer.” Es como: ‘ Usted creó este monstruo blanco para vender sus productos, y parece inofensivo, pero en algunas circunstancias, todo puede dar marcha atrás y convertirse en el mal. “

Stay Puft Marshmallows Specially Made For Ghostbusters 3 Movie Are "World's Finest"El Stay Puft es una marca ficticia inventada para la película que sin embargo dio a luz a malvaviscos reales con cafeína para la promoción de Ghostbusters 3.

Comprendemos entonces por qué Ray no pudo abstenerse de pensar en Stay Puft, en realidad aparece tres veces en la película.
En otra escena en el apartamento de Dana, la presencia ectoplásmica se manifiesta con la explosión y la autococción espontánea de los huevos. Observamos al lado el paquete de malvaviscos, que anuncia en cierto modo la llegada del demonio Gozer.

Observamos al lado el paquete famoso de malvaviscos

Más tarde, cuando el dispositivo de almacenamiento explota en el sótano de Los Cazafantasmas y qué los espectros brotan del techo en un chorro de luz vertical, aparece sobre un edificio vecino un gran cartel donde figura otra vez Mr.Stay Puft.

aparece sobre un edificio vecino un gran cartel donde figura otra vez Mr.Stay Puft.

Esta dimensión omnipresente del personaje reenvía evidentemente al alboroto publicitario de ciertas marcas cuales símbolos quedan a veces inscritos en nuestro inconsciente.
La escena final podría significar que la publicidad excesiva casi causó la destrucción de New York
De ahí a decir que Ghostbusters sería una crítica de la sociedad de consumo de los 80’s hay sólo un paso,que precisamente no atravesaremos.

por François Deverly

Anuncios

Una respuesta a “No pudieron evitarlo…

  1. Pingback: Fotografías detrás de cámaras en el cine | somabix·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s