El Color de la Noche

Como lo vimos en un post precedente, el claro de luna tiene incidencias sobre la realidad cinematográfica. En el género fantástico y en las creencias populares, su aura modifica el comportamiento de la gente, transportada en una dimensión surrealista.


Los efectos de iluminación obsesionaron los cineastas desde el principio del siglo 20 cuando, por razones económicas, bañaban las películas en baños colorantes para obtener varios ambientes: verde para paisajes, azul para la noche, rojo para el fuego, amarillo para escenas de interior, etc… El cine expresionista alemán fue el primero en utilizar los filtros de manera realmente pertinente.

Luego, Hollywood desarrolló su sistema de iluminación de tres puntos creando un estándar compuesto de “luz clave”, “luz de relleno” y “luz de fondo”. Las normas hollywoodienses y los géneros hacen que una comedia debe tener más colores vivos mientras que una película de terror insista en las sombras y las zonas oscuras.

Los juegos de iluminaciones se volvieron en una de las características del cine fantástico como lo ilustra perfectamente la casa de producción Hammer de los años 60, mucha importancia es concedida a los contrastes y a las fuentes de luces misteriosas para resaltar la dimensión sobrenatural y mágica del cuento. El color predominante es evidentemente el azul que simboliza la noche, el frío, la tristeza pero también el espiritual y el sueño.

Una de las utilizaciones más notables fue en 1932 en el expresionista Nosferatu de Murnau, Fritz Arno Wagner, el director de la fotografía reúne las mejores técnicas para darle a la película una atmósfera inquietante, un filtro sepia es utilizado para representar el día y un azul para la noche. El uso de la imagen negativa para oscurecer el cielo y blanquear el paisaje refuerza esta sensación extraña. La distorsión de la realidad por el color permite a Nosferatu evolucionar en un espacio fantástico y dar un valor más general al terror, en lugar de existir sólo por el personaje.

Utilizado por Hitchcock para iluminar escenas al aire libre de La Ventana Indiscreta, esta famosa iluminación azul luego cruzó el camino de varias películas fantásticas, entre las cuales mencionaremos sólo algunas…

En 1988, Stan Winston, quien era artista y supervisor de efectos visuales dirige Pumpkinhead, una historia de demonio vengador con una fotografía cuidada que eleva la película por encima de las tradicionales series B de la época. La historia es un pretexto para hacer una película de monstruo basada en el visual y el diseño de producción. Pumkinhead tiene una textura y una animación muy realista y sobre todo, Stan Winston privilegia la fotogenia de los paisajes, bañados por humo y atravesados por rayos de luz lunar.

La luz azul aparece como una dimensión mágica, donde el monstruo emerge de la niebla para ejecutar una venganza fría de pesadilla. La iluminación de las escenas recuerda las películas clásicas de terror, el ambiente es pesado y los colores son improbables, pero simbolizan perfectamente la pesadilla donde cualquier emoción esta llevada al extremo. Así como en Nosferatu, el ambiente es claramente definido por dos colores, el rojo representa el hogar impenetrable calentado con madera y el azul simboliza este lugar completamente frío, surreal y expuesto al peligro.

El azul en el cine simboliza en muchos casos, como el simbolismo del ave azul, el paso hacia la zona del irreal, desde las escenas de fantasías inconfesadas de Nicole Kidman en Eyes Wide Shut hasta el claro de luna intenso que alumbra a Billy y su Mogwai en Gremlins, se trata muchas veces de subrayar algo que no pertenece a nuestro mundo.

Más recientemente representaba una amenaza fantástica venida del cielo, con un valor malévolo en la última película de Lars von Trier donde la luz emitida por planeta Melancholia amenaza con destruir la tierra y altera el espíritu de sus habitantes. El azul aquí es sinónimo de miedo del fantástico y del improbable que surge en nuestro mundo, del último juicio.

En Super 8, se refiere a lo maravilloso, a las luces extraterrestres que iluminaban los rostros asombrados de los protagonistas de E.T y de Encuentros cercanos del tercer tipo. Al igual que muchos elementos de la película,esto demuestra una nostalgia para las producciones fantásticas Amblin de los años 70/80. JJ Abrams utiliza también puntos de luz azul como manera de subrayar la distancia entre la imagen cinematográfica y el ojo humano, es una imperfección voluntaria que quiere dar un valor humano a las imágenes fantásticas de un monstruo creado a la perfección por computador.

Si puede tener un valor dulce y reconfortante, esta luz azul simboliza muchas veces de manera desproporcionada la intrusión del fantástico pero también un trastorno de la percepción del espectador, para quien cada color representa inconscientemente indicaciones emocionales.
Por último, me gustaría pedir disculpas a la persona que habría leído el artículo pensando que se trataba de una crítica del thriller erótico con Bruce Willis que lleva el mismo titulo…

por François Deverly

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s